miércoles, 31 de diciembre de 2008

2008, UN AÑO CRUCIAL

Comenzaba el año, con la cansina canción del fantasma de la crisis, parecía convenirle a alguien que entráramos en ella.... Yo estaba terminado de reponerme de un año lesionada de médico en médico como si de la oca se tratara.
Ahora casi me parece mentira, pero aunque voté, no recordaba que había habido unas duras elecciones, porque a mí me pasó un tren por entonces y me monté en él camino a una aventura que me ha traído a convertirme en una Dómina profesional… ¿Vaya, quien lo iba a pensar?
El caso es que mientras el señor Rajoy desaparecía de la escena después de las elecciones el PP se le echaba encima después, y el presidente Zapatero intentaba mantener el optimismo después de ganadas las elecciones, yo andaba aprendiendo a hacer una Web y a establecer mis preferencias en cuanto a como quería yo hacer las cosas. No conocía a ninguna Dómina profesional, así que me tocó hacer alarde de mi habitual creatividad, y de un gran esfuerzo… sesiones de fotos, confección del cuestionario, administrar mi Web, aprender a colocarla, aprender mil nombres informáticos nuevos… y también empezar a atender el correo que es uno de los trabajos que más tiempo me llevan desde entonces… mucho esfuerzo sí señor. Para entonces, ya andaban por ahí la señora Clinton y Obama disputándose el lugar.
Cuando comenzaba a recoger frutos de todo mi trabajo, me llamaron para una operación que se suponía no sería nada, pero que me ocupó cinco semanas con puntos.
El correo ya se caía de peticiones, y para cuando volví, no paré de hacer sesiones hasta que llegó el veraneo después de la copa de Europa, en la que España pareció olvidarse de la crisis y hasta pareció que se reactivaba la economía. Para “somalegría” del personal, este año el deporte español ha sido triunfador en un montón de disciplinas… felicidades a todos (ejem).
Me marché a Tenerife una semanita estupenda, y después mientras se sucedían los juegos olímpicos, Madrid dormía y lo hizo hasta después del puente que colocaron a principio de septiembre, que pareció alargar agosto.
Obama ganó a la Clinton, y comenzó la batalla con Mcain, y mientras yo, he podido ir alegrándome de que mi esfuerzo y mis decisión por hacer BDSM auténtico con el máximo cariño y respeto, haya ido calando en las personas que me han visitado, y a pesar de la crisis, he ido poco a poco afianzándome en la actividad con una discreta comodidad.
El susto llegó cuando, a pesar de las esperanzas que el mundo ha puesto en que el primer presidente de raza negra en los Estados Unidos, salve al mundo de la quiebra a la que casi lo ha conducido su predecesor, que prefiero ni nombrar por cafre, las finanzas internacionales nos demuestran lo que ya sospechábamos pero no queríamos terminar de creer, que son todos unos estafadores y mientras ellos van sacando del saco todo va bien, pero cuando ya no queda, se lo guardan y dicen que hay crisis, y termina sufriendo el de siempre, que se queda sin empleo, mientras los patronos que se llenaron los bolsillos con su trabajo, guardan el dinero y dicen que la vaca ha dejado de dar leche… en fin… Veremos si Obama puede con esto… o si se merece tanta confianza…
Por cierto no se me puede olvidar citar el gravísimo accidente de Barajas, ni las víctimas del terrorismo, ni por supuesto las personas maltratadas y asesinadas a manos de sus parejas… se habla sólo de mujeres, pero también hay hombres, más sangrante porque encima se encubre y los pobres no se atreven ni siquiera a denunciarlo porque la humillación es doble y la discriminación positiva hacia la mujer les desfavorece…. Y digo yo, aún a riesgo de que alguien opine que lo que digo es una locura ¿Cuántas de estas personas habrían reconducido sus deseos si jugaran BDSM consensuado? Huy, esta es otra reflexión… deja, deja ya retomaré el tema, a ver si es posible con la ayuda de algún experto en la psicología de estos pirados de la vida que terminan matando.
En fin, que para mí ha sido un gran año, un año verdaderamente crucial para mí, de crecimiento personal, de conocer muchísima gente, de aprender de todos ellos y me auguro para el próximo un afianzamiento en esta dinámica. Espero seguir aprendiendo mucho y conociendo a gente maravillosa como en el que hoy termina.

FELIZ 2009

4 comentarios:

  1. Fantástica síntesis del año. En muy pocas palabras ha hecho un resúmen con reflexiones del año viejo muy acertado en mi opinión. Además no le han faltado palabras para tener un recuerdo de las personas que han sufrido algún tipo de tragedia en 2008, lo que refleja su calidad como persona. Algo que a mi ni me sorprende. Mis respetos. Su servidor Soni.

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidaba desearos a usted y a los suyos un feliz año 2009. Le auguro un exitoso año nuevo. Soni

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias soni... pero no te sorprendas tanto, "lo cortés no quita lo valiente"... ni al revés. Feliz año para tí tambien, espero que de algún modo yo pueda contribuir a enriquecer tu universo... tu universo sumiso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El amigo catalán4 de enero de 2009, 16:58

    Si a pesar de una coyuntura global pésima, hay personas, que como tu, partiendo de una salud quebrada saben salir adelante y progresar, esto nos demuestra que, con esfuerzo y tesón, se puede superar esta crisis, que al fin y al cabo, solo es la constatación que las reglas del juego no eran buenas desde un principio, puesto que se basaban en hacer trampas. Me recuerda, casi veinte años más tarde, el fin del bloque sovietico por sus imposturas econòmicas. Aquello era un sindiós de ineficacia e incapacidad resolutiva de las necesidades de la ciudadania, las trampas estadísticas que habian permitido a la Alemania Oriental aparentar ser la octava potencia económica, tienen un aroma de estafa parecido al hedor que impregna actualmente este sistema económico que zozobra sin alternativa alguna.
    Estamos ante un cambio copernicano de las maneras de hacer en la economia, y esto supondrá esfuerzo y padecimiento, especialmente de los sectores más frágiles de nuestras sociedades.
    Ante esto¿Qué hacer? A parte de ir capeando el temporal individualmente (o sea que no nos moje demasiado)debemos asumir plenamente nuestra condición de ciudadanos(a menudo olvidada por nosotr@s mism@s limitandonos, a lo sumo, a ir a votar cuando toca), exigiendo resposabilidades, por supuesto, pero ante todo asumiendo nuestra responsabilidad personal sobre la Res Pública. Es la hora de participar, tenemos que exigir a nuestros gobernantes que desarrollen los canales de participación ciudadana previstos y que necesitamos para poder vivir en una sociedad plenamente democrática y por lo tanto justa. Ya va siendo hora que asumamos que la política es de tod@s y no solamente de aquell@s que tras la coraza partidista buscan su provecho individual o grupal (ojo, en los partidos políticos hay gente de lo más honesto, tampoco lo tenemos que olvidar, y por respeto a ellos no podemos tirar contra el sistema partidista, a pesar de sus numerosas imperfecciones). Debemos formarnos, y no lo confundamos con hacer acopio de mil y una titulaciones para ensanchar nuestras opciones profesionales. Esto no lleva a nada. Debemos profundizar en el conocimiento de nuestra realidad, solo así podremos, no sortear los baches del camino, unicamente, si no llenar estos huecos permitiendo a los que vienen detrás nuestro ahorrarse traspiés innecesarios.
    Y si cuando no hay harina todo es mohina, asumamos que el padecimiento al que antes me referia se traducirá en aumento de la posibilidad de la expansión de la violencia. Quizá se me tome por un iluso, pero las únicas recetas que conozco que son realmente efectivas contra la violencia son estos dos elementos que he citado: Participación y formación ¿Y porqué no? Tambien BDSM como muy bien apuntas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

ADVERTENCIA A TROLLS... No te haremos ningún caso, y tus comentarios serán borrados. Los demás, por favor no entréis al trapo que hay mucha gente que no tiene otra cosa que hacer que alterar los ánimos.

Muchas gracias por tu comentario, por favor no te olvides de firmar que me gusta saber quien deja los comentarios.
Y si eres uno de esos que se pasa por aquí a echar sapos y culebras porque todo lo que ves te ofende, te da envidia o te remueve las entrañas y no puedes aceptarlo, era mejor que no te hubieras pasado por aquí, nadie te obliga, pero ahórrate críticas destructivas, no serán aprobadas porque eres considerado un troll y no te voy a dar la oportunidad de enranciar "mi casa".